Abuso policial en CDMX y el escándalo de las despensas

A Claudia Sheinbaum y a funcionarios de su gobierno bien les podría aplicar el dicho de “no hagas cosas buenas que parezcan malas” o el de “más pronto cae un hablador que un cojo”.

Al secretario particular de la mandataria, Carlos Ulloa, lo evidenciaron la semana pasada en el reparto de despensas, algo que Sheinbaum criticó y acusó hasta el cansancio cuando fue la candidata opositora al gobierno de la Ciudad de México.

Fue extraña la forma en la que salió a la luz el video donde se observa a Ulloa en la entrega de despensas. El material se divulgó primero en una cuenta de Facebook no oficial del gobierno capitalino, pero lo retomó en sus redes sociales el diputado local del PRD, Jorge Gaviño, y a partir de ese momento se viralizó.

Pero quien grabó no lo hizo de forma subrepticia. Por el contrario, Carlos Ulloa miró a la cámara e hizo una presentación; dijo estar en los pueblos de San Miguel Ajusco y Parres, acompañado de las diputadas locales de Morena, Gabriela Osorio y Guadalupe Chávez.

Durante el reparto de despensas, al funcionario y a las legisladoras siempre los rodearon brigadistas del gobierno de la Ciudad identificados con sus chalecos verdes, y mientras Ulloa entregaba los paquetes lanzó frases como “de parte de la Jefatura de gobierno”.

Lo que queda claro es que Sheinbaum quería mantener en bajo perfil ese reparto de despensas, porque solo hasta que se difundió el video dijo haber recibido esas donaciones de la iniciativa privada en apoyo ante la emergencia sanitaria, entre las que había 37 mil despensas de empresas como Nestlé y Grupo México.

Se podrá argumentar que no fue un acto de promoción personal y es una ayuda en tiempos difíciles para muchas familias que no han podido salir a trabajar. Pero también es cierto que se hizo caravana con sombrero ajeno y se utilizó como pretexto la emergencia sanitaria para hacer una entrega muy opaca de ese apoyo.

En el olvido quedó aquel compromiso de 2018, cuando la Sheinbaum candidata aseguraba que en su gobierno no habría reparto de despensas, por ser una práctica clientelar y electorera.

La verdad a medias de los diputados de Morena

Por cierto, cuando fue candidata, Sheinbaum también censuró y padeció la violencia política de género, pero ahora diputados de su partido Morena en el Congreso de la Ciudad maniobraron para llevar al fracaso una reforma que, en su parte medular, sancionaba con el retiro del registro al partido político solapador de esa violencia.

El pasado 30 de mayo, en el último día de plazo legal que tenían para cambiar el código electoral, varios diputados de Morena y sus aliados políticos hicieron vacío a una reunión de comisiones donde se aprobarían graves sanciones contra candidatos y partidos que cometieran violencia política de género.

Sin quórum, el dictamen no se pudo discutir y aprobar, y las sanciones previstas como el retiro del registro, no serán aplicables para el periodo electoral del próximo año.

¿Saben cómo reaccionó la mandataria ante el actuar de los legisladores? Lo justificó, pero los diputados le contaron una verdad a medias

Le dijeron que no se reunió el quórum porque había varios diputados sospechosos de tener covid-19. Pero la única legisladora con sospecha de estar enferma ni siquiera era del Movimiento de Regeneración Nacional. Fue la panista América Rangel.

Violencia policial en CDMX

Y ya que hablamos de violencia, el abuso de policías contra una joven manifestante la semana pasada llevó a la mandataria a insistir que la policía capitalina no reprime y que ellos no son iguales a quienes les precedieron en el poder.

A partir de lo ocurrido comenzó a mencionarse la renuncia de Omar García Harfuch como jefe de la Policía, por diferencias con la jefa de gobierno sobre el actuar de esos uniformados.

Sheinbaum tiene su genio, nos han dicho quienes la rodean, y cuando le sale ese genio regaña a gritos a su equipo de trabajo, pero García Harfuch no se dejó y lo que supimos es que el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana le dijo a su jefa que ahí estaba la renuncia por si no le gustaba el trabajo.

Lo que ocurrió después lo conocemos. Harfuch sigue en el cargo y según Sheinbaum es un funcionario de toda su confianza, aunque está puesto a prueba, porque a decir de la mandataria, todos en su gabinete están a prueba, a diario.

También te pueden interesar estos

AMLO y Trump: ¿del odio al amor?

¿Recuerdan cuando AMLO criticaba duramente a Donald Trump y rechazaba sus visitas a México? Bueno, pues parece que hoy López …

#VIVIRLACÁRCEL

¿Qué sucede con las personas que viven en prisión? Qué hacen, qué sienten y qué piensan sobre “el exterior”, al …

— Featured —

Podcast Aislados, nunca #16: T-MEC, rebrotes en EU y semáforo covid en México

Llevamos casi 4 meses de pandemia y en Norteamérica se viven momentos muy distintos: los rebrotes de coronavirus en Estados …

— Featured —

‘Nefando’ de Mónica Ojeda: el lado oscuro del internet

En este Fuera de Página te presentamos ‘Nefando’, la novela de la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda, un perturbador viaje que …

— Featured —

Ley de Derechos de Autor México 2020: las reformas que podrían censurar internet

¿Protección a los derechos de autor o censura en internet? Esta es la polémica en torno a la nueva Ley …

Susana Prieto Terrazas: las razones de su detención y por qué quedó en libertad

La abogada laboral Susana Prieto Terrazas quedó en libertad luego permanecer tres semanas en prisión preventiva en un penal de …

Encuentro AMLO y Donald Trump: visita, expectativas y posibles escenarios

Sería un sueño pensar que Donald Trump va a recibir al presidente Andrés Manuel López Obrador con absoluta cortesía, diplomacia, …

Quién es Tomás Zerón y por qué tiene orden de aprehensión por el caso Ayotzinapa

Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) en el gobierno de Enrique Peña Nieto, hoy …

García Harfuch: el funcionario más defendido por Claudia Sheinbaum

La foto que vimos el pasado fin de semana de la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, visitando en el hospital …