CDMX

¿Qué sabemos del Caso Fátima, la niña 7 años asesinada en Tláhuac?

Fátima Cecilia Aldrighett Antón tenía 7 años cuando fue torturada y asesinada.

Cámaras la captaron por última vez el 11 de febrero, cuando salía de la primaria Enrique Rébsamen en compañía de una mujer en Santiago Tulyehualco, alcaldía Xochimilco.

Según investigaciones de la Fiscalía capitalina, su madre María Magdalena Antón llegó tarde por ella y al no encontrarla denunció su desaparición ese mismo día.

Cinco días después, el 15 de febrero, autoridades localizaron el cuerpo de Fátima Cecilia en calles de la colonia Los Reyes, en Tláhuac, en bolsas de basura y con señales de violencia.

Sistema Anticorrupción CDMX: la deuda que dejó Mancera a los capitalinos

Al día de hoy la Ciudad de México es la única entidad de la República que aún no cuenta con un Sistema Anticorrupción. ¿El culpable? El exjefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.

El 24 de enero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) invalidó la Ley del Sistema Anticorrupción y la Ley Orgánica de la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción por considerarlos inconstitucionales.

Un marco jurídico creado por el gobierno de Miguel Ángel Mancera en 2017 y respaldado por legisladores del PRD, PAN y PRI de la entonces Asamblea Legislativa del Distrito Federal, además de organizaciones como Ruta Cívica y el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El caso llegó a la Corte a petición de los diputados de Morena, quienes argumentaron que Mancera buscaba imponer a un “fiscal carnal” antes de dejar el cargo como jefe de gobierno.

Luego de un análisis de estas leyes, la SCJN llegó a varias conclusiones:

  • El Congreso de la CDMX no respetó a las minorías parlamentarias al no convocarlos como debía a la votación de los dictámenes.
  • La ley impulsada por Mancera iba en contrasentido de la Ley Federal, pues permitía al jefe de gobierno capitalino elegir al fiscal anticorrupción.

Ahora, el Congreso de la Ciudad debe empezar desde cero y elaborar y aprobar una nueva ley del Sistema Anticorrupción en el próximo periodo ordinario de sesiones.

Magistrados CDMX: corrupción en casos Sergio Aguayo, Abril Pérez y Manuel Horacio Cavazos

Los casos de Abril Pérez Sagaón y Sergio Aguayo tienen algo en común: magistrados corruptos e impunes que forman parte del sistema de impartición de justicia en la Ciudad de México.

Nombres como Héctor Jiménez López, Francisco Huber Olea Contró y Manuel Horacio Cavazos López son claros ejemplos de que jueces y magistrados viven como virreyes y no están obligados a rendir cuentas.

Olea Contró, el magistrado de los 10 mdp a Aguayo

Francisco Huber Olea Contró es magistrado desde octubre de 2008. Legisladores perredistas votaron por su designación pese a que en 2012 enfrentó una denuncia penal por tráfico de influencias y abuso de autoridad.

Hoy se encuentra en medio de la polémica por haber elaborado la sentencia que obliga al periodista Sergio Aguayo pagar 10 millones de pesos al exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

Héctor Jiménez y la impunidad en el caso de Abril Pérez

Uno de los magistrados que ya no fue considerado para repetir en el cargo es Héctor Jiménez López, acusado de reclasificar los delitos por los que dejó en libertad a Juan Carlos “N”, exesposo de Abril Pérez Sagaón, asesinada el 25 de noviembre pasado.

No obstante, trascendió que el propio presidente del Tribunal Superior de Justicia, Rafael Guerra Álvarez, intercedió por él ante la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum.

Cavazos López, acusado de abusar de sus dos hijas

Manuel Horacio Cavazos López, denunciado por su esposa por la presunta violación de sus dos hijas de 5 y 7 años de edad, es uno de los siete magistrados que el Congreso de la CDMX podría ratificar en febrero de 2020.

Esta semana, dos diputados locales, Eduardo Santillán y Alessandra Rojo, se reunirán en privado con la exesposa del magistrado Cavazos, quien presentará la denuncia penal y las pruebas del presunto abuso sexual.

Alberto Cuenca te cuenta más sobre estos polémicos magistrados en su columna la Antípoda Oscura.

Sergio Aguayo y Humberto Moreira ¿Cómo inició el conflicto?

Sergio Aguayo jamás imaginó que un artículo publicado en el periódico Reforma lo llevaría a una serie de enfrentamientos con el exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés.

Todo empezó en el año 2016, cuando el periodista escribió en su columna “Hay que esperar” una crítica contra el priista, a quien la justicia española acaba de detener en Madrid por delitos de corrupción y organización criminal.

En ella, Aguayo lo describió como un político que despedía un “hedor corrupto” y lo acusó de endeudar al estado de Coahuila por miles de millones de pesos, mientras que el gobierno de Enrique Peña Nieto brillaba por su ausencia.

“Moreira es un político que desprende [un] hedor corrupto; que en el mejor de los escenarios fue omiso ante terribles violaciones a los derechos humanos cometidos en Coahuila, y que, finalmente, es un abanderado de la renombrada impunidad mexicana”

sentenció Aguayo en su columna.

Evidentemente estas acusaciones no le cayeron nada bien al exmandatario, por lo que al cabo de un meses demandó a Aguayo por un supuesto daño a su imagen pública.

En octubre de 2019 un magistrado de la Ciudad de México determinó que Sergio Aguayo debía pagar 10 millones de pesos a Moreira para resarcir sus “sentimientos y reputación”.

“En la justicia capitalina he encontrado un acoso, me han acosado una y otra vez de manera permanente y han cumplido todos los caprichos, todas las peticiones lanzadas por Humberto Moreira, eso es lo que me consta”

explicó en entrevista.

Finalmente, en enero de 2020 un juez capitalino autorizó embargar las propiedades de Sergio Aguayo si el articulista no cumplía con el pago de los 10 millones de pesos a Humberto Moreira.

¿Qué hará el académico para evitar el embargo de sus bienes? Esta es la entrevista de Sergio Aguayo con Ruido en la Red.