presupuesto personal, ahorro

Para tu presupuesto personal es importante que tengas claro cuánto ganas y cuáles son tus gastos mensuales

¿Llegas a final de quincena y ya no te alcanza? Bueno, probablemente no sepas administrarte bien y es por eso que te decimos cómo crear un presupuesto personal.

Algo que nunca nos enseñan es cómo administrar nuestro dinero, establecer las prioridades y lograr conseguir una estabilidad.

Y sí, también depende de los salarios, pero incluso con poco, tener un presupuesto personal te va a permitir administrar mejor tu dinero.

¿Qué es un presupuesto personal?

Básicamente se trata de tener claro cuánto dinero es el que recibes y cuánto gastas. Es un plan durante cierto determinado tiempo, es decir, si cobras por quincena debes tener en cuenta cuanto ganas y cuáles son tus gastos.

Usualmente el presupuesto personal se realiza de manera mensual, pero podrías hacerlo quincenal, semanal o como mejor te acomodes.

Tener un plan es necesario, pues te ayudará a identificar cuáles son los gastos innecesarios, también te ayuda a establecer metas financieras.

¿Cómo elaborar un presupuesto?

Tienes que tener en cuenta cuáles son tus ingresos  y cuánto gastas. Si tienes solo un trabajo debes sumar tu sueldo neto, la prima vacacional, aguinaldo e ingresos adicionales en los meses que los recibas.

En el caso de los gastos existen dos tipos, de acuerdo con Afore Sura México: los fijos y variables.

Cuando tengas claro esto, revisa que no estés gastando más de lo que ganas y ver en qué puedes reducir tus gastos.

Según Nacional Monte de Piedad, el mejor método para realizar un presupuesto personas es el 50-20-30

  • 50 % es para los gastos como renta, servicio de luz, alimento, transporte y cosas que son necesarias en tu día a día.
  • 20 % debes destinarlo para metas financieras como ahorros o también para pagar tus deudas.
  • 30 % son aquellos gastos flexibles como para ir al cine, comprar algo que te gusta pero no necesitas.

Algunos expertos recomiendan que tengas una bitácora de gastos diarios, con lo que podrás tener un mejor registro de tus gastos.

En caso de que un mes tengas ingresos extra:

  • Puedes ahorrarlo
  • Dividirlo una parte para ahorrar y otra para gustos personales
  • Invertir