Huérfanos de feminicidio: ¿dónde están?

Ruido en la Red realizó el reportaje documental “Huérfanos de feminicidio”: dónde están, quién los atiende y cuáles son las consecuencias

¿Dónde están los huérfanos de feminicidio? Cuando asesinan a una mujer, por ser mujer, ¿se preguntarán si tiene hijas e hijos?

En México se registran 11 feminicidios todos los días, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En CDMX, de diciembre de 2018 a diciembre de 2021, se registraron 232; 69 de esas mujeres eran madres.

La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016 señaló que cuatro de cada 10 mujeres que sufren violencia de género es por parte de su pareja.

Cuando matan a una madre, ¿quién se queda con los hijos?, ¿quién los cuida?

Ruido en la Red realizó un reportaje documental sobre los huérfanos de feminicidio para saber qué pasa con las y los menores de edad que pierden a su madre.

El reportaje expone el caso de 11 personas que perdieron a su madre por feminicidio cuando eran menores de edad. Algunas tuvieron la fortuna de ser cuidadas por familiares; de otros se desconoce su paradero.

Acá abajo puedes ver el reportaje hecho por Sandra García y Rosa Lizbeth Solano.

11 casos de huérfanos de feminicidio

Estos son los 11 casos que documentó Ruido en la Red. Víctimas huérfanos de feminicidio que vieron a su madre morir, que no recibieron el apoyo de las autoridades o que no se sabe dónde están.

Estas son sus historias.

Angélica

Angélica Navarro vio como su padre mató a golpes a su mamá, Emma, el 11 de agosto de 2004 en Toluca, Estado de México. Ella tenía 16 años.

La pesadilla de Angélica no termino ahí porque fue revictimizada en varias ocasiones: tuvo que reconocer el cuerpo de su mamá y dar la misma declaración una y otra vez.

Damos por hecho que las familias de las madres los recogen (a los huérfanos)… pero el DIF debe haber (sic) una observación”

Angélica, huérfana de feminicidio

Ella y sus hermanos, Alberto y Rodrigo, se fueron a vivir con diferentes familiares maternos; y aunque algunos la trataron bien, Angélica sufrió acoso y abuso.

A los 18 años consiguió un trabajo y comenzó a independizarse.

Angélica Navarro, su madre fue asesinada en 2006
Ruido en la Red

Anthony

Alexis “N” mató con dos balazos a Brenda Reséndiz el 1 de octubre de 2021, cuando regresaba de una consulta médica. Anthony, de cuatro años e hijo de ambos, se encontraba con la familia paterna.

Gonzalo, tío de Brenda, la vio morir en medio de una calle en la alcaldía Miguel Hidalgo mientras Alexis se daba a la fuga.

Hasta el momento la familia de Brenda no sabe dónde está Anthony: si va a la escuela, si le dan vestido y comida, o su condición psicológica.

Gonzalo y su familia no se rinden: quieren de vuelta a Anthony y justicia por el feminicidio de Brenda.

Incluso ya hasta le tienen preparado un juguete: un oso hecho con la ropa de su mamá.

Se lo estamos guardando para cuando él venga”.

Gonzalo, tío de Brenda y Anthony
Rodrigo espera a Anthony con un oso de peluche
Ruido en la Red

Alexa y Vladimir

El acta de defunción de Campira Carmolinga Alanís dice que murió por asfixia el 31 de diciembre de 2016 en Coyoacán.

El Ministerio Público señala que la forma en que fue encontrada tiene características de feminicidio: cortes en las venas, golpes en piernas y brazos, cabello tuzado y las llaves de gas abiertas. ¿Quién la mato? Su novio, Jorge “N”.

Campira tenía una hija y un hijo cuando falleció: Alexa, de dos años, y Vladimir, de 12.

Alexa y Vladimir perdieron a Campira pero ganaron otra madre: su abuelita materna, Margarita.

Margarita ni siquiera sabía que ella y sus nietos tenían derechos hasta que formó parte del Observatorio Nacional Ciudadano del Feminicidio (ONCF).

En realidad la justicia no existe, o sea…si te matan a una hija, hagan lo que hagan no se obtendrá justicia”.

Margarita, abuela de Alexa y Vladimir
Huérfanos de feminicidio: Alexa y Vladimir
Ruido en la Red

Erika, Sofía, Brandon y Bryan

Erika, Sofía, Brandon y Bryan también vieron a su padre matar a su madre, María Luisa, el 11 de febrero de 2011 en Ecatepec, Estado de México.

Reynaldo Rodríguez, hermano de María Luisa, no vio el cuerpo de su hermana, pero sí un charco de sangre. Además su sobrina le contó como vio que golpeaban a su mamá con un tabique.

Rey contó a Ruido en la Red que no era la primera vez que María era agredida por su pareja.

“Un día me platica (su hermana) que llegó, no sé si borracho o drogado, y estaban durmiendo… y que llega y le patea la cabeza con bota de casquillo”, dijo.

Rey, hermano de María Luisa

Erika, Sofía, Brandon y Bryan están repitiendo los patrones violentos. “Han quedado marcados para toda su vida”, lamenta su tío.

Reynaldo, hermana de María Luisa
Ruido en la Red

Romeo

El 28 de enero de 2017 Seymar Soto fue atropellada en Coahuila. El asesino fue su marido, quienes tenían unos meses de matrimonio.

Romeo, de cinco años, quedó huérfano; su tía, Sandra, se hizo cargo de él.

El crimen inspiró a Sandra para volverse activista y crear la organización Los machos nos matan en México, al darse cuenta que en esos años el gobierno no tenía ningún plan para menores que pierden a su madres.

“La pérdida de su mamá nunca la vamos a poder reponer, pero estos niños necesitan tener seguridad y estabilidad en la vida”.

Sandra, hermana de Seymar
Sandra Soto, activista y tía de Romeo
Ruido en la Red

Alan y Dana

Alan tenía cinco años y Dana, seis, cuando mataron a su mamá, Norma Patricia, en 2006 en Tijuana, Baja California.

Norma era una agente de una inmobiliaria. Dos supuestos clientes la mataron cuando les enseñaba una casa: le amarraron las manos y la asfixiaron con un pañuelo en la boca.

Alan, Dana y su papá se fueron a vivir a Estados Unidos. Años después regresaron a Tijuana y pudieron encontrarse con su familia materna.

Cuando nos reunimos fue como reunirme de cierta parte con mi mamá”.

Alan , huérfano de feminicidio
Alan y Dana, huérfanos de feminicidio
Ruido en la Red

¿Cuáles son las consecuencias de perder una madre?

Antes de agosto de 2021, cuando una mujer era asesinada, ninguna autoridad se preguntaba si tenía hijas o hijos, dijo en entrevista Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim).

Alanís Sámano dijo que las consecuencias para estos menores son varias: trata, adicciones como el alcoholismo o la drogadicción, situación de calle o abuso.

Psicológicamente también hay varios problemas según su edad, dijo la directora ejecutiva para una Vida Libre de Violencia, Claudia Benítez.

Esta parte afectiva que les daba esa persona. Empiezan  a tener problemas de sueño, llanto constante, sin motivo aparente de tristeza”.

Claudia Benítez
Miniatura del memorial Ni una menos
Obturador MX

¿Cuál es la responsabilidad del gobierno sobre los huérfanos de feminicidio?

El 4 de agosto de 2021 el gobierno federal publicó el Protocolo Nacional de Atención Integral a Niñas, Niños y Adolescentes en Condición de Orfandad por Feminicidio.

Este documento señala qué atención debe recibir un menor que perdió a su madre por feminicidio: investigar si tienen tutores, y si no, darles atención en el DIF; además de brindarles apoyo monetario y psicológico.

Angélica Navarro, testimonio de Ruido en la Red, es una de las creadoras del Protocolo. Para ella, es un pequeño acto de justicia por el feminicidio de su mamá, Emma.

Sé que es un papel pero para mí significa mucho”.

Angie Navarro

De los casos documentados por Ruido, solo siete han recibido apoyo de las autoridades:

  • Alexa y Vladimir
  • Anthony
  • Erika, Sofía, Brandon y Bryan
Mural de Brenda Reséndiz, asesinada por el papá de su hijo
Ruido en la Red