Feminicida serial de Atizapán

La SCJN comenzó produjo esta serie para concientizar a la sociedad basada en el tétrico caso del feminicida serial de Atizapán

La historia más mediática del feminicida serial de México es contada en una mini serie donde lo apodan “el Canibal de Atizapán” por asesinar, descuartizar y comerse a sus víctimas.

Aunque en marzo de 2022 un juez lo condenó a pensión vitalicia por el feminicidio de Reyna González, Andrés Filomeno Mendoza Celis, de 72 años, sería culpable de al menos 17 asesinatos mujeres, un hombre y un niño.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) produjo “Caníbal. Indignación total” una mini serie documental, de cinco capítulos, que se puede ver del 27 de junio al 1 de julio en:

  • Justicia TV
  • Las Estrellas
  • Canal 22

Acompañó a Reyna a comprar accesorio para celulares; nunca regresó

El primer capítulo cuenta la historia de Reyna.

Andrés Filomeno, también conocido como “el Chino”, acompañó a la comerciante a comprar accesorios de celulares que vendía en Atizapán.

Sin embargo, la mujer desapareció y su esposo comenzó su búsqueda. No sabía que encontraría el sótano del horror que por años fue utilizado por un feminicida serial.

Bruno, un comandante de la policía municipal, comenzó a buscar a Reyna por su cuenta porque no obtuvo una respuesta de las autoridades. 

El hombre logró acceder a las cámaras de vigilancia e identificó el recorrido de su pareja hasta el domicilio de Andrés Mendoza. Al lugar entró, pero ya no salió.

Según un testimonio recuperado por El Financiero, Reyna conocía a Andrés porque era una persona de la tercera edad a la que solía ayudar.

Bruno llegó al domicilio en la calle Margaritas: encontró al hombre y al cuerpo y pertenencias de su esposa sobre una mesa.

Andrés intentó huir pero policías lograron detenerlo.

El feminicida admitió en un inicio algunos de los asesinatos. Luego de la revisión del sótano, personal de la Fiscalía del Estado de México detectó que eran más de los imaginados.

Impunidad: los feminicidas siguen matando por que no se buscan

El caso de Reyna González bastó para encontrar identificaciones de otras mujeres, 4 mil 300 restos óseos y diversos objetos. Las bolsas, zapatos y cabello encontrados estaban relacionados a otros feminicidios cometidos en el mismo lugar durante 31 años.

Y es que “el Chino” ni siquiera se escondía. Al contrario: realizaba activismo político y promovía mejoras en su colonia.

Medios locales reportaron algunas personas pasaban por el lugar, miraban y continuaban su camino. No había mucha asombro a pesar de que Atizapán de Zaragoza se encuentra en el lugar número 16 de los municipios con más feminicidios a nivel nacional.

A pesar de ello, no cuenta con alerta de género.

El último asesinato del feminicida de Atizapán fue el de Reyna, pero el “Caníbal de Atizapán” es el reflejo de lo que se vive en distintos barrios del país.