El ciberbullying ocasiona 200 mil muertes en el mundo como consecuencia de las afectaciones a la salud mental 

A partir de la democratización del internet, el acoso traspasó las barreras físicas y llegó a lo digital. Cualquiera puede sufrirlo en físico o en internet. Se trata del ciberbullying o acoso por internet.

Este tipo de acoso es cometido principalmente en redes sociales con el objetivo de atemorizar, dañar o humillar a una persona, señala el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por su sigla en inglés).

El acoso cibernético es practicado principalmente entre niños y jovenes. Es importante resaltar que tanto el agresor, como el victimario, tienen una relación de igualdad y no de jerarquía, además de compartir el mismo contexto social, señalan instituciones expertas.

Cada año, alrededor de 200 mil de niños y jóvenes son víctimas de suicidio por este tipo de agresión.

¿Cómo es el ciberacoso?

De acuerdo con la fundación Ayuda en Acción, el acosador es un depredador moral, al sentirse inseguro y ansioso con sus emociones, decide agredirse o atacar a otros. Mediante el uso de las tecnologías de la información, se encargan de canalizar su baja autoestima en el anonimato con insultos hacia alguien más.

Aunque la Unicef considera que no debe confundirse un comentario hiriente con una broma inofensiva. En ocasiones, los comentarios humillantes se disfrazan de chistes; las bromas rebasan límites: incomodidad y sentirse ofendido.

Además de recibir mensajes amenazantes y violentos, el ciberacoso puede verse como:

  • Propagación de rumores falsos en la web
  • Violentando la intimidad al robar contraseñas de cuentas electrónicas
  • Crear perfiles falsos con el fin de ridiculizar o confesar experiencias íntimas

Investigaciones advierten que el 70 % de los jóvenes con acceso a internet han sufrido ciberacoso.

education, cyberbullying and people concept – tired or sad student boy with laptop computer lying on desk at home suffering from bullying

Las afectaciones mentales

Ser víctima del ciberbullying o acoso digital repercute en la salud mental y física. Ante el constante bombardeo de agresiones virtuales, se puede presentar miedo y hasta ideas suicidas.

Las psicólogas españolas Jesica Ortega Barón y Laura Carrascosa explican que las consecuencias para la salud mental son:

  • Miedo
  • Sentimientos de ansiedad
  • Nerviosismo
  • Trastornos del sueño
  • Irritabilidad
  • Falta de concentración
  • Baja autoestima
  • Somatizaciones como cansancio, dolor de estomago y cabeza

Las consecuencias más graves son las autolesiones y el suicidio.

México, el país con más casos a nivel mundial 

México es el primer país a nivel mundial en bullying y ciberbullying, reveló la organización Bullying Sin Fronteras. Entre enero de 2020 y diciembre de 2021 se registraron 180 mil casos graves .

México tiene un explosivo crecimiento de acoso escolar y cibernético en los últimos cuatro años”.

Bullying Sin Fronteras

Mientras que cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan que, durante 2020, de los 104.2 millones de personas mayores a los 12 años , el 22 % sufrió ciberacoso, es decir, 17.7 millones de personas:

  • 8 millones fueron hombres
  • 9.7 millones fueron mujeres

El Módulo de Ciberacoso del Inegi también evidenció las 6 entidades con mayores índices de ciberbullying:

  • Michoacán, con el 28.8 por ciento de los casos
  • Guerrero, con el 26.8 por ciento
  • Oaxaca, con el 26.4 por ciento
  • Nuevo León, con el 16.8 por ciento
  • CDMX, con el 16.8 por ciento
  • y Quintana Roo con el 16.7 por ciento

Cómo hacer frente al ciberbullying

La Unicef aconseja evitar algunas de las siguientes acciones para enfrentar el acoso digital:

  • Compartir información personal en redes y aplicaciones de mensajería
  • Eliminar las aplicaciones donde se reciban las ofensas
  • Ocultar comentarios ofensivos en la configuración de las aplicaciones
  • Bloquear o silenciar las cuentas agresoras
  • Informar a una persona adulta