Que es y para que sirve el colageno hidrolizado

Aunque estudios señalan que consumir colágeno hidrolizado sí ayuda, algunos análisis fueron hechos por marcas que venden la proteína

Uno llega a los 30 y se pregunta: ¿y mi colágeno? Y ahí anda uno en internet buscando qué es, para qué sirve y cuál es la diferencia con el hidrolizado.

Si formas parte del club que se mandan memes sobre andar con personas veinteañeras para chuparles el colágeno (es broma, es broma), te contamos lo que tienes que saber sobre esta proteína.

Revista del Consumido de la Profeco
Profeco

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína exclusivamente de origen animal compuesta de tres aminoácidos: glicina, prolina e hidroxiprolina.

Ooook, ¿y para qué sirve? El Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD) señala que provee estructura a los tejidos (y de ahí porque lo buscan para evitar el envejecimiento).

También ayuda a darle forma a los huesos, articulaciones, músculos, piel, venas, arterias, córneas y dientes.

El CIAD explica que hay tres tipos:

  • I: fibras densas y está en casi todo el cuerpo, por lo que se encuentra en piel y huesos.
  • II: fibras menos densas y está en las articulaciones.
  • III: da soporte al tejido muscular, órganos y arterias.
Piel sana y producción de proteina
Especial

¿Y el colágeno hidrolizado?

Muy fácil, se le llama colágeno hidrolizado al que venden comercialmente.

La Profeco explica que el colágeno natural se divide a través de enzimas y ácidos para obtener el hidrolizado y así se absorba más fácil.

Los seres humanos no podemos asimilar el colágeno si no está dividido en partes más pequeñas (aminoácidos)”.

Profeco

El Centro de Investigación señala que estudios señalan que consumir este tipo ha demostrado que sí ayuda a la piel, sin embargo, hay que tomar en cuenta que la mayoría de estos son patrocinados por las empresas que fabrican este tipo de productos.

Profeco dice cuál es el mejor colágeno
Especial

¿Por qué buscan el colágenos después de los 30?

Mucho meme pero es verdad, entre las personas mayores de 30 años se ha popularizado su uso por las propiedades a la piel.

El colágeno en la piel es producido por células especializadas en la dermis, la capa más delgada de la piel. Ayuda a la fuerza y elasticidad; es algo así como un pegamento.

Conforme vamos creciendo, el cuerpo produce menos esta proteína y es más difícil sintetizarla.

La marca Oley realizó un estudio que señala que este empieza a disminuir después de los 20 años, aunque otros estudios señalan que es después de los 30.

Cuando hay poca proteína en la piel su aspecto es de flacidez, arrugas y poca firmeza.

Es importante que sepas que la disminución también está asociada a una exposición excesiva al sol, fumar, consumir alcohol en exceso y no dormir o no hacer ejercicio.

Colágeno hidrolizado después de los 30 años
Pexels

¿De qué alimentos se obtiene?

Aunque puedes comprar artículos con esta proteína, también puedes obtenerla a través de alimentos de origen animal.

Especialmente se obtiene de cortes duros como pierna, patas, espaldilla, caldos de carne y vísceras, enlista el CIAD.

También se encuentra en la gelatina, clara de huevo, productos lácteos, champiñones y espárragos.

En lugar de comprar colageno hidrolizado, hay que comer carne
Obturador MX

Profeco te dice que marcas de colágeno no debes comprar

En la Revista del Consumidor de mayo de 2022, la Profeco publicó un estudio de 32 marcas y encontró ocho que no venden lo que dice o tienen publicidad engañosa.

  • Nature’s life de 70.3 g en 100 cápsulas: tuvo menos del 10.2 % del contenido neto declarado y se vende como “alimento en polvo para preparar bebidas” cuando es un suplemento alimenticio.
  • Bio B Berry Colágeno de 180 g: su empaque maneja la leyenda “Beauty Boost” que no tiene sentido y es considerada un engaño.
  • Solanum. La ciencia al natural, con 180 cápsulas de 500 mg: dice ser la “número 1 en venta” pero no lo demuestra.
  • Neocell de 198 g: su etiqueta dice que es “supercolágeno”, “6.6 colágeno tipo 1 y 3”, “sin OGM” ni “sabores artificiales” y no lo demuestra. Además no comprobó su contenido de colágeno.
  • Mi fibra diaria de 300 g: dice ser “un suplemento alimenticio para adultos y niños mayores de cuatro años” y no es demostrable.
  • Drasanví Collmar de 207 g: la etiqueta muestra al tenista Roger Federer y dice que está “recomendado para deportistas y mujeres mayores de 40 años”. Pero no hay pruebas.
  • VitHerbal de 400 g: no demuestra ser “plus”, “bajo en azúcar”, “ácido hialurónico”, “vitamina C”, “calcio” y ser “gluten free”. Tampoco comprobó su contenido.
  • Facialtime VitamIns&Health Care DivIsón de 450 g: su etiqueta se maneja con “gr” y debe ser con la abreviatura “g”.
Cremas para evitar que la piel envejezca
Especial