Día de Muertos (1)

El Día de Muertos es una tradición que reúne dos rituales religiosos: de los católicos y la de los indígenas

El Día de Muertos es una tradición en México que se remonta a la época prehispánica y una de las más importantes.

Incluso la UNESCO declaró la festividad como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En México la celebramos todos los 1 y 2 de noviembre y acá te contamos de dónde viene esa tradición y qué significa.

¿De dónde viene esta tradición?

En la antigüedad los pueblos prehispánicos rendían culto a la muerte: cuando una persona moría la enterraban envuelta en un petate mientras los familiares organizaban una fiesta para guiarlo al Mictlán.

Además, colocaban comida pues tenían la creencia que en su largo camino podría tener hambre.

Para la visión indígena, el Día de Muertos significa el retorno de las ánimas de los difuntos, quienes regresan al mundo de los vivos para convivir con sus seres queridos.

Esta tradición une dos rituales religiosos: el católico que trajeron los españoles y la de los indígenas, que realizan desde tiempos prehispánicos.

El 1 de noviembre es el Día de todos los santos, que se dedica a los “muertos chiquitos”: los niños y niñas.

Y el 2 de noviembre es el día de los Fieles Difuntos, en el los adultos.

(Gobierno de México)

¿Cómo se celebra el Día de Muertos?

Las familias colocan una ofrenda con varios elementos que van desde alimentos, velas, papel picado, entre otras cosas, para invitar a los espíritus de los seres queridos al mundo de los vivos.

También se colocan fotografías de los difuntos.

En algunas ofrendas es común colocar una escultura de un perro Xoloitzcuintle que ayuda a pasar las almas por el río Chiconahuapan para llegar al Mictlán.

Otra manera de celebrar es visitar el panteón a nuestros familiares y colocar calaveras de azúcar, velas y flores.

En CDMX se hacen desfiles gigantes, donde asisten millones de personas y es un gran atractivo turístico. Mientras que en el Zócalo se realiza una megaofrenda.

En todo el país se llevan a cabo diferentes actividades y festivales como megaofrendas, adornos en las calles y desde meses antes ya se comienza a vender el tradicional pan de muerto.

Elementos de una ofrenda

Las ofrendas tienen varios niveles, si son dos simbolizan el cielo y la tierra; si son tres representan la tierra y el purgatorio.

También existen altares de siete pisos, los que representan los niveles que el alma debe atravesar para llegar al descanso espiritual.

Los altares deben incluir elementos que simbolicen la tierra, agua, aire y fuego.

Las cenizas representan a la tierra; el papel picado, al aire; y las velas, el fuego.

Se utiliza la flor de cempasúchil porque sus pétalos representan al sol y sirven como guía para que las almas puedan regresar a casa.

Un elemento que no puede faltar en una ofrenda es el pan de muerto, que tiene sus raíces en la cultura azteca.

También la ofrenda debe tener velas blancas para gratificar la pureza de los difuntos e incienso para alejar a los malos espíritus.

La sal evita que las almas se corrompan en su regreso al inframundo y que pueda regresar al mundo de los vivos los años siguientes.

(Gobierno de México)