Día de los Inocentes 2022, 20 de diciembre

El Día de los Inocentes es una mezcla de festividades cristianas y paganas; actualmente se acostumbra a realizar bromas

Que si ya se murió tal persona, que si tal banda se reúne… El 28 de diciembre, Día de los Inocentes, se acostumbra a hacer bromas a familiares y amigos, y ahora, hasta en redes sociales.

Pero este día tiene sus orígenes en el cristianismo, donde narra la matanza de todos los niños nacidos en Belén. Te contamos su origen.

Origen del Día de los Santos Inocentes

Por increíble que parezca, el día donde la gente acostumbra a hacer bromas tiene sus orígenes en una historia cruel.

Según el evangelio de San Mateo, Herodes I “El Grande” tenía miedo de que se cumplieran las profecías que le advertían sobre el nacimiento de Jesús, un niño que terminaría con su reinado.

El Nuevo Testamento cuenta la historia de unos sabios, los reyes Magos, que viajaron de Oriente a Jerusalén, para conocer al rey de los judíos.

Primero llegaron con Herodes, quien les pidió que le contarán dónde estaba el recién nacido, pero ellos no regresaron.

Herodes decidió tomar una drástica decisión y ordenó matar a todos los niños menores de dos años de la región para asegurar que Jesús muriera.

Sin embargo, aunque la iglesia católica lo celebra el 28 de diciembre, el acontecimiento, de acuerdo con el evangelio, fue luego de la visita de los Reyes Magos, por lo que debería ser días después del 6 de enero.

Para recordar a las víctimas la iglesia Católica decidió festejar ese días como un homenaje, de acuerdo con Muy Historia.

Se le llama “Santos Inocentes” porque a los dos años no podían haber cometido ningún pecado.

¿Por qué se hacen bromas?

No hay una fecha exacta de cuándo ocurrió la matanza, pero durante la edad media se celebraba una fiesta pagana llamada Fiesta de los locos, la cual coincidía con los acontecimientos ordenados por Herodes.

Pero como en muchas celebraciones, se han fusionado festividades, como en el caso del Día de los Inocentes y la Fiesta de los Locos.

Durante la celebración por la Fiesta de los Locos se celebraba con disfraces, música y comida, era una especie de carnaval.

Posteriormente, los sacerdotes comenzaron a acudir ese día a las iglesias con disfraces. Y con el tiempo el Día de los Inocentes acogió el ambiente festivo de la tradición pagana.

Fue convertido en una día para realizar bromas en un tono más infantil que de libertinaje.