Desaparición forzada en México

Las desapariciones forzadas en México son de preocupación, en mayo pasado por primera vez se registraron 100 mil personas desaparecidas

Cada 30 de agosto se celebra el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas. Pero ¿por qué y cuál es su significado? 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró la fecha el 21 de diciembre de 2010 y que reconoce la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas.

Con esto, la ONU expresa su preocupación por el incremento de las desapariciones forzadas o involuntarias en distintas partes del mundo. Especialmente por hechos como detenciones y secuestros relacionados con la desaparición

Desde 2011 se exhortó a los países, al sistema de Naciones Unidas y a organizaciones internacionales para reconocer esta problemática

¿Qué es la desaparición forzada? 

La Declaración sobre la protección de todas las personas contras las desapariciones forzadas describe este crimen como:

Cuando se arreste, detenga o traslade contra su voluntad a las personas, o que estas resulten privadas de su libertad de alguna otra forma por agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, por grupos organizados o por particulares que actúan en nombre del gobierno o con su apoyo directo o indirecto, su autorización o su asentimiento”. 

ONU

Además, quienes las cometen se niegan a revelar el paradero de las víctimas o no reconocen que están privadas de su libertad, por lo que quedan desprotegidas frente a la ley. 

Ante este panorama, la desaparición forzada se convierte en una cadena violatoria de derechos humanos, como: 

  • Libertad y seguridad
  • Acceso a un juicio imparcial y garantías judiciales 
  • Identidad 
  • Derecho a conocer la verdad
  • En ocasiones, la vida

¿A quién afectan las desapariciones forzadas?

La desaparición forzada es un crimen que afecta no sólo a quienes la viven, sino también a sus familias y a la sociedad. ¿De qué manera? 

En muchas ocasiones, las víctimas son torturadas, separadas de sus derechos y hasta asesinadas. Cuando no se llega a la muerte, las personas afectadas tienen consecuencias físicas y psicológicas que podrían durar para siempre. 

Además de la constante angustia, los familiares de personas desaparecidas deben lidiar con afectaciones económicas.  Ello sumado a posibles amenazas, intimidaciones y hasta agresiones por buscar a su ser querido. 

Y por extraño que parezca, las desapariciones forzadas  producen daños en la sociedad. 

Resulta que este tipo de crímenes suelen utilizarse como una medida para infundir terror en la ciudadanía e influye en la percepción de inseguridad. 

Ley general de desaparición forzada 

En noviembre de 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas

Se trata de un marco legal que establece cuáles son las competencias y formas de coordinación que deben tener las distintas órdenes de gobierno en la búsqueda de personas desaparecidas.

Asimismo, pone las bases para el esclarecimiento de hechos así como la prevención, sanción y erradicación de los crímenes. 

Esta ley también contempla la creación del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas, la Comisión Nacional de Búsqueda y el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas. 

Apenas en mayo de 2022 el gobierno concretó el establecimiento del Centro Nacional de Identificación Humana. Es una unidad administrativa encargada de diseñar y llevar a cabo acciones de búsqueda forense para identificar personas desaparecidas. 

¿Cuántos desaparecidos hay en México?

Recientemente México superó, por primera vez, las 100 mil desapariciones

Hasta el corte del 17 de agosto de 2022 el país reportó 104 mil 436 personas desaparecidas y no localizadas. Una cifra que representa más del 40 % del total de los casos registrados desde 1964. 

Esta situación, encendió las alarmas no solo nacionales, sino a nivel mundial. 

De hecho, la ONU, el Comité contra la Desaparición Forzada y el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias externaron su preocupación por la situación de México e hicieron un llamado a que las autoridades tomen medidas en el asunto. 

Hasta encontrarles.