Monopolio Ticketmaster (1)

Una de las más grandes polémicas fue cuando Pearl Jam acusó a Ticketmaster de ser un monopolio y aumentar el precio de los boletos

Si quieres asistir a un concierto, partido de fútbol, obra de teatro o a cualquier otro evento de entretenimiento, casi siempre tiene que adquirir los boletos por Ticketmaster. Una empresa que tiene un monopolio en México y otros países.

Aunque esto siempre ha sido una molestia para los consumidores, en días recientes creció la inconformidad contra Ticketmaster por el caso de Miroslava Valdovinos. La joven presumió la venta de108 boletos del Corona Capital a través de Twitter e Instagram.

Por supuesto generó indignación por parte del público, pues los boletos se acabaron en minutos y solo se podían comprar cuatro por personas.

El caso de Miroslava y el Corona Capital demostró un problema más grande: el monopolio de Ticketmaster.

Y es que esta compañía, junto con OCESA, controla el mercado de entretenimiento y el público tiene que aceptar sus precios, usualmente altos, para poder asistir a eventos.

¿Qué es Ticketmaster?

Ticketmaster es una compañía de ventas y distribución de boletos que se fundó en Hollywood, California, y cuenta con operación en muchos países, incluyendo México.

Fue creada por Albert Leffler, Peter Gadwa y Gordon Gunn el 2 de octubre de 1976. Actualmente opera en países como:

  • Australia
  • Brasil
  • Canadá
  • Chile
  • Dinamarca
  • Finlandia
  • Alemania
  • Nueva Zelanda
  • Noruega
  • España
  • Suecia
  • Turquía
  • Inglaterra
  • Estados Unidos

Monopolio Ticketmaster

Ticketmaster comenzó a tomar fuerza en la década de los 80, especialmente cuando compró Ticketron.

Ticketron operó desde los 60 hasta 1990, cuando desapareció al ser adquirida por Ticketmaster.

Además en Inglaterra compró Getmein.com, un sitio especializado en revender boletos casi 100 % más caro de lo que cuestan.

(Change.org)

Relación OCESA y Ticketmaster

Por si no fuera suficiente, Ticketmaster es una empresa subsidiaria de OCESA, que a su vez es subsidiaria del Corporativo Interamericano de Espectáculos.

OCESA tiene un monopolio de eventos y espectáculos, principalmente en CDMX donde se ha adueñado de espacios como el Palacio de los Deportes, el Autódromo Hermanos Rodríguez y el Foro Sol.

Esto sucedió por los Permisos Administrativos Temporales Revocables (PATR) que CDMX le dio a la empresa en 2011 y vencen hasta 2031.

Con dichos permisos, OCESA tiene la mayoría de los espacios donde se realizan eventos en la capital y en otras entidades.

Ante este contexto, tenemos a la empresa más grande de venta de boletos, Ticketmaster, y a la promotora con mayor relevancia en eventos públicos: OCESA.

En 1991 Ticketmaster y OCESA firmaron un convenio para vender boletos de acceso a eventos públicos y centros de espectáculos en México y Latinoamérica.

(OCESA)

Las preventas CitiBanamex

A la hora de comprar boletos para Bad Bunny, Corona Capital o cualquier otro evento seguramente te has encontrado con una preventa preferencial para los clientes de CitiBanamex.

Y ¿qué tiene que ver con todo esto? Los dueños de OCESA son los hermanos Cori y Alejandro Soberón Kuri.

Alejandro Soberón Kuri es directivo de la empresa y también es parte del Comité de Auditoría de Banco Nacional de México y miembro del Consejo de Administración de Grupo Financiero Banamex.

Los Soberón Kuri además de controlar los eventos, son inversores de Disney para eventos de teatro en Latinoamérica, España y Portugal.

Comercializan paneles de publicidad en canchas de varios estadios de fútbol y son dueños para operar en los teatros Metropólitan y Ofertón.

También son dueños de los restaurantes Hard Rock Café y de varios centros de convenciones y teatros en Argentina y Colombia.

Polémicas de Ticketmaster

Ticketmaster ha estado en polémicas en diversas ocasiones por sus altos precios, la reventa de boletos, no respetar el rembolso…

A continuación te contamos algunas de las más importantes.

Ticketmaster y la reventa

Los boletos para conciertos y festivales se agotan de manera rápida, a veces a tan solo minutos de ser puestos en venta.

Una investigación de CBC News en 2018 señaló que los boletos para el concierto de Bruno Mars en Toronto cambiaban de precio constantemente.

Monitorearon diversos eventos por medio de la plataforma de Ticketmaster y encontraron tres inconsistencias:

Los precios cambian constantemente

El medio destacó que los precios variaban de manera constante, subían o bajaban de acuerdo con la demanda. Los precios iban de 191.75 a 209.50 dólares (de 3 mil 600 a casi 4 mil pesos).

No ponen a la venta todos los boletos

CBC News reveló que Ticketmaster no puso a la venta todos los boletos para el concierto de Bruno Mars: ocultan lugares y después los liberan.

El objetivo es incrementar para que los fans compren los boletos sin importar el costo.

Ganancias duplicadas

Otra de las inconsistencias que denunció el medio fue que Ticketmaster tiene un programa de reventas, ¿en qué consiste?

CBC señaló que la empresa permite a los revendedores y se queda con un porcentaje.

Si el boleto cuesta 209.50 (unos 4 mil 180 pesos), Ticketmaster se queda con 25.75 dólares (unos 515 pesos).

Pearl Jam vs el monopolio de Ticketmaster

La banda Pearl Jam acusó a Ticketmaster de ser un monopolio y denunció el aumento de precio de los conciertos.

La agrupación no quería cobrar más de 18.50 dólares (unos 55 pesos) por boletos en 1994 y con cargos de no más de 1.80 dólares (5.4 pesos). Pero la compañía argumentó que requería de al menos dos dólares.

Es por eso que Pearl Jam contrató a un grupo de abogados y en 1994 demandaron a la empresa ante el Departamento de Justicia.

En ese momento Fred Rosen, director de Ticketmaster, respondió: “Si Pearl Jam quiere tocar gratis, estaremos felices de distribuir sus boletos gratis”.

La banda no realizó la gira que tenía programada e intentó presentarse en lugares que no estaban asociados con Ticketmaster.

El proceso legal no resultó y Pearl Jam tuvo que presentarse en lugares asociados con Ticketmaster.