Día de la Candelaria, 2 de febrero

Es tradición comer tamales el Día de la Candelaria, pero esta celebración es una combinación entre tradiciones indígenas y católicas

El 2 de febrero, Día de la Candelaria, damos por terminada la comilona de diciembre-enero con unos tamales y atole.

Acuérdate que este día las personas que sacaron muñeco en la rosca, que se parte el 6 de enero, Día de los reyes Magos, deben compartir comida porque, según la tradición, son madrinas o padrinos del niño Dios. De cumplir, el año estará lleno de bendiciones y abundancia.

Con esta fecha también se da fin de las festividades de Navidad dentro de la religión católica.

Es importante recalcar que el 2 de febrero no es un día de descanso oficial, de acuerdo con la Ley Federal de Trabajo.

¿Por qué se celebra el Día de la Candelaria?

La celebración del Día de la Candelaria es 40 días después de Navidad o el nacimiento del niño Jesús. Después de ese periodo la madre elimina cualquier rastro de sangre del parto; antes se consideraba impura, según la religión católica.

El 2 de febrero es considerado como la purificación de María. Hasta entonces las madres no podían presentar al bebé ante la iglesia.

Y ¿por qué se llama Día de la Candelaria? Cuando el niño era presentado en el templo, los padres tenían que llevar una paloma.

Sin embargo, con el pasar del tiempo comenzaron a cambiarla por unas candelas (velas), que deben ser bendecidas para purificar las casas.

La tradición del Día de la Candelaria parte de la Isla de Tenerife, en las Canarias. Supuestamente en el siglo XIV unos pastores vieron una imagen de madera con la forma de una mujer, quien tenía a un niño sobre su brazo derecho y en la mano izquierda, una candela.

Después de que España conquistó Canarias, se le llamó la Virgen de la Candelaria por la candela que llevaba.

A partir de los años 50 se llevó a bendecir al niño Dios a las iglesias, usualmente era vestido con un ropón blanco y acostado en un canasto rodeado de velas.

Posteriormente comenzó a ser vestido de diferente manera.

¿Por qué se comen tamales?

Como muchas otras tradiciones, el 2 de febrero en México es una combinación entre las costumbres indígenas y católicas.

Además de ser el Día de la Candelaria, también es el Día de Nacimiento o presentación del Sol, según el calendario Azteca marca el inicio de la temporada de siembra.

La historia señala que antes de la llegada de los españoles, los aztecas rendían homenaje a sus dioses Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl, a quienes ofrendaban tamales.

Con la Conquista, los frailes que evangelizaban a los indígenas mantuvieron la tradición de comer tamales.