violencia doméstica

La violencia doméstica no discrimina en edad, sexo o condición económica, puede afectar a cualquier persona

La violencia doméstica o familiar es un tipo de abuso que se da en el ámbito familiar o de pareja.

De acuerdo con las Revistas Jurídicas de la UNAM, la violencia doméstica se da en espacios que se consideran “seguros”, por ejemplo en el hogar.

Esto no discrimina en edad, sexo o condición económica, puede afectar a cualquier persona, además se manifiesta de diferentes maneras.

Te contamos sobre la violencia doméstica o familiar.

¿Qué es la violencia doméstica?

Este tipo de violencia incluye diferentes tipos como física, sexual, psicológica o económica.

Se trata de un patrón de comportamiento utilizado por una persona para controlar o dominar a otra con quien se tenga alguna relación de pareja o familiar.

Consecuencias

Existen diferentes consecuencias para una persona víctima de violencia doméstica, pues tiene probabilidad de sufrir:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Depresión
  • Trastornos del sueño
  • Desórdenes mentales
  • Trastornos alimenticios
  • Propensos a tener adicciones
  • Enfermedades cardíacas

En el caso de niños y niñas que son víctimas de este tipo de violencia:

  • Tienen probabilidad de estar en una relación abusiva cuando crezcan, sean quienes la sufran o la ejerzan
  • Retrasos en el desarrollo
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Trastornos alimenticios
  • Trastornos del sueño

¿Qué se considera violencia doméstica?

Existen diferentes tipos de violencia doméstica, entre los que se encuentran:

  • Abuso físico: que van desde empujones, golpes, mordidas, patadas o empujones
  • Aislamiento: es prohibir a la víctima ver a otras personas o controlar sus relaciones personales
  • Abuso emocional: pueden ser desde insultos, desprecio o humillaciones
  • Económico: controlar el dinero que gana la persona
  • Sexual: obligarla a tener sexo

¿Cómo prevenir la violencia?

Expertos destacaron que es posible prevenir la violencia y disminuir sus efectos, los cuales se basan en la niñez y adolescencia.

  • Aumentar las relaciones sanas, estables y estimulantes entre niños, padres o cuidadores
  • Desarrollar habilidades emocionales en niños y adolescentes
  • Reducir el consumo de alcohol y drogas
  • Restringir el acceso a las armas de fuego o armas blancas
  • Fomentar la igualdad en materia de género
  • Cambiar normas sociales y culturales que propician la violencia
  • Establecer programas de identificación y apoyo a las víctimas

¿Dónde denunciar violencia familiar?

Si estás sufriendo violencia en el noviazgo debes saber que hay centros de ayuda.

En todas las entidades del país hay servicios para brindar asesoría, por lo que puedes consultar los Centros de Justicia para las Mujeres.

Puedes comunicarte a la Línea Mujeres al 56 58 11 11, donde recibirás atención psicológica y jurídica.

En el Instituto de las Mujeres al 55 12 28 36, extensión 102, o acudir de manera presencial a los Módulos de las Abogadas de las Mujeres en los Ministerios Públicos.

violencia en el noviazgo
violencia en el noviazgo