Autopsias-Debanhi-Escobar

Las tres autopsias de Debanhi Escobar tienen resultados diferentes: un accidente, violación y asesinato, asesinato por asfixia

El cuerpo de Debanhi Escobar pasó por tres autopsias, tres meses de incongruencias en la investigación y un proceso revictimizante.

Sin embargo, los tres resultados tienen resultados distintos y no deja claro qué fue lo que le pasó a la joven de Nuevo León, de 18 años.

Incluso su padre, Mario Escobar, dijo que “seguimos buscando la verdad”.

Ahora, tras la exhumación de su cuerpo y 17 días después de un tercer peritaje, estos son los resultados y contradicciones a los que llegaron las tres autopsias de Debanhi Escobar.

La primer autopsia: una contusión de cráneo por caer en una cisterna

La Fiscalía de Nuevo León realizó la primera autopsia, luego de encontrar el cuerpo de Debanhi en el motel Nueva Castilla.  

En la primera versión dijeron que la joven falleció debido a un fuerte golpe en la cabeza. La autoridad no informó si Debanhi fue víctima de abuso o algún otro tipo de agresión. El peritaje señalaba que había muerto entre cinco y 15 días antes de que encontraran su cuerpo.

Presuntamente la muerte de la joven había sido un accidente porque el golpe en la cabeza fue tras una caída en la cisterna. 

La muerte por ahogamiento se descartó porque no tenía líquido en los pulmones y la profundidad de la cisterna era de 90 centímetros.

Debanhi cayó viva y todavía tenía oportunidad de reaccionar”.

Fiscalía de Nuevo León

La segunda autopsia: posible abuso

Luego de los resultados de la primera autopsia, el padre de Debanhi pidió que se realizara una segunda con peritos independientes a las autoridades.  La familia no estaba conforme con los resultados del primer análisis forense.

El dictamen confirmó que la muerte de la joven no había sido un accidente: habría sido asesinada y abusada sexualmente

Supuestamente su cuerpo tenía golpes y habría muerto antes de caer en la cisterna.

Los abogados de la familia darían a conocer los resultados hasta que consideraran que no afectaría el caso. Pero el periódico El País reveló la información como primicia y sin la autorización de los familiares de la joven.

La tercer autopsia: asfixia por sofocación

El cuerpo de Debanhi Escobar fue exhumado el pasado 1 de julio para una tercera autopsia, realizada por tres peritos del Instituto de Ciencias Forenses de CDMX y un médico de Guatemala.

Dieciocho días después la Fiscalía de Nuevo León y la Secretaría de Seguridad de Protección Ciudadana (SSPC), junto con los padres de la joven, presentaron los resultados a través de una conferencia. 

El análisis llegó a cuatro conclusiones:

  1. La muerte de Debanhi Escobar se debió a asfixia por sofocación y obstrucción en sus orificios respiratorios
  2. La joven había muerto entre tres y cinco días antes de su localización
  3. No se encontró evidencia de violencia sexual
  4. Se descartó la posibilidad de una asfixia por sumersión (que la hayan ahogado)

Tras los resultados, Mario Escobar aseguró que la muerte de su hija fue un feminicidio y que lo que sigue es encontrar al responsable.

Aunque hay contradicciones en las tres autopsias, una cosa parece clara: Debanhi Escobar fue asesinada.