Recuento de todos los acuerdos y protocolos en contra del cambio climático

Esta semana se anunció que más de 100 países llegaron a un acuerdo para terminar con la deforestación y reducir las emisiones de metano para el 2030.

Ante este anuncio varios celebraron este acuerdo, aunque hubo otros muchos que recordaron algunos de los acuerdos que se han hecho en el pasado y no se cumplieron.

Protocolo de Montreal 

Desde 1972, con la cumbre de la Tierra de Estocolmo, se plantearon temas como la contaminación transfronteriza o la degradación ambiental. 

Unos años más tarde, en la llamada Conferencia Global del Clima celebrada en Ginebra, se asumió el cambio climático como un problema real que requería una investigación a fondo.

Después surgió el primer gran acuerdo medioambiental de la ONU en el marco del Protocolo de Montreal. 

El compromiso fue conseguir la eliminación de los clorofluorocarbonos –causantes de la destrucción de la capa de ozono.

Declaración Sobre Bosques y Uso de la Tierra, Acuerdo de Paris y Protocolo de Tokio

Protocolo de Tokio

Después del gran éxito del Protocolo de Montreal, se firmó el Protocolo de Kioto, este fue creado para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero 

Esto se acordó en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La decimoctava Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP18) se ratificó el segundo periodo de vigencia del Protocolo de Kioto desde enero de 2013 hasta diciembre de 2020.

Fueron 84 países firmaron y 46 ratificaron en la Cumbre del Clima el Protocolo de Kioto. En 2001 el número de países que se adhirieron a esta iniciativa aumentó hasta los 180.

Este acuerdo, contrario al de Montreal, fue un fracaso pues varios países con altas emisiones como Estados Unidos o Canadá, no entraron al acuerdo o no cumplieron el mismo.

Acuerdo de París

Este acuerdo comprometía a todos los países del mundo a intensificar los esfuerzos para intentar limitar el calentamiento global a 1,5 °C por encima de los niveles de la era preindustrial, e impulsar la financiación de la acción sobre el cambio climático.

Para alcanzar este objetivo de temperatura, las Partes se proponen alcanzar cuanto antes el punto máximo de las emisiones de gases de efecto invernadero

Otro punto del acuerdo consiste en que las potencias deben apoyar a los países desarrollados para construir un futuro limpio y resistente al clima.

En el 2019 se dio a conocer que el Acuerdo de París ya no era suficiente, ya que las temperaturas se incrementarán este siglo al menos 3,2 grados, más del doble del objetivo de 1,5 grados fijado por el acuerdo