Chocolates Rocío, empresa propiedad de los hijos de AMLO

La empresa de chocolates Rocío ha sido señalada por el presunto conflicto de interés entre los hijos de AMLO y Sembrando Vida

La empresa de chocolates Rocío, propiedad de los hijos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), abrirá mañana 20 de abril otra sucursal.

El negocio estará ni más ni menos que en Villahermosa, Tabasco, estado natal de AMLO y donde está la Finca El Rocío.

Esta empresa chocolatera entró en polémica luego de que el reportaje “Sembrando Vida y la fábrica de chocolates”, de Tania Gómez y Sergio Rincón, mostró un presunto conflicto de interés entre el programa federal, los hijos de AMLO y el empresario y amigo de la familia Hugo Chávez Ayala.

A continuación te contamos sobre la segunda sucursal y la historia de la empresa de los Obrador Beltrán.

Sucursal de Rocío Chocolates en CDMX
Facebook Rocío Chocolates

Rocío Chocolates abre una sucursal en Tabasco

Un año y medio después de abrir su primera sucursal en CDMX, la empresa de chocolates Rocío abrirá una segunda en Villahermosa, Tabasco.

A través de redes sociales han compartido fotos del nuevo establecimiento que estará en el local 12 de la calle Vía 3, Plaza Campestre, colonia Tabasco, en Villahermosa.

Primera sucursal y otros lugares de venta

La primera tienda chocolatera Rocío abrió en agosto de 2020, de acuerdo con la Revista Clase.

Esta sucursal está en la calle República de Guatemala 20, en el Centro Histórico, CDMX, dentro del exclusivo hotel Círculo Mexicano, de Grupo Habita.

Ese no es el único lugar de venta hasta ahora, ya que le empresa ha hecho alianza con otros restaurantes como el mercado gastronómico Parián Condesa, la panadería Rosseta , Expendio Durango y la Licorería Limantour.

El presunto conflicto de interés de chocolates Rocío

La investigación “Sembrando Vida y la fabrica de chocolates” reveló que las cosechas de uno de los programas estelares del gobierno de AMLO beneficiaría a Rocío Chocolates.

Hugo Chávez Ayala, empresario del cacao y amigo de Andrés Manuel López Beltrán (segundo hijo de AMLO) desde que eran niños, es dueño de Aglofloresta Mesoamericana, dedicada a dar consultoría y exportar producto de agricultores.

Chávez Ayala, de acuerdo con el reportaje, fue director técnico de Sembrando Vida y parte del Consejo Consultivo.

Además asesora a la Finca El Rocío, en el municipio de Teapa, Tabasco, propiedad de los hijos de AMLO, que la recibieron en 2003 como una herencia de su madre, Rocío Beltrán.

La investigación encontró que cuando Hugo Chávez estuvo a cargo de Sembrando vida, impulsó la siembra de cacao en Tabasco, a pesar de que el fruto no prospera bien en el estado.

Beneficiarios del programa aseguraron que el cacao dará frutos entre 2022 y 2025 y que se solo pueden venderle a Chávez Ayala, al figurar como socios de Aglofloresta.

Agloforesta y Rocío Chocolates comparten fotos y videos, además de que la empresa de Chávez asegura usar cacao de la Finca El Rocío.

Aunque chocolates Rocío es de José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo, ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), el dueño es el segundo.

Registro-en-el-IMPI-de-chocolates-Rocio

Rocío Chocolates no es para volvernos ricos: Andrés Manuel hijo

Andrés Manuel López Beltrán afirmó que él es el único dueño de los chocolates Rocío; sus hermanos se dedican a otras cosas.

Entrevistado por El Universal durante la inauguración, aseguró que en este momento su único trabajo es el de empresario chocolatero.

Además que el dinero invertido es de las ventas del propio negocio y que no tiene nada que ver ningún programa federal.

Andrés Manuel hijo agregó que su propósito no es “volvernos ricos” y que ya está planeada la apertura de la tercera sucursal en CDMX.

Sucursal en Tabasco de Rocío Chocolates
Facebook Rocío Chocolates

“No se miden”: AMLO sobre el presunto conflicto de interés

AMLO aprovechó la mañanera del 29 de noviembre de la publicación del reportaje para desmentir que Sembrando Vida beneficie a la chocolatería Rocío.

El presidente aclaró que el programa salió “de esta cabeza” y no del “agrónomo, amigos de mis hijos”, en referencia a Hugo Chávez.

También dijo que los medios de comunicación “no se miden” sobre evidenciar el presunto conflicto de interés.

 Imagínense, que el programa Sembrando Vida se está fomentando, en el caso de Tabasco, para que se produzca cacao y entonces la fábrica de chocolates tenga materia prima. No se miden, pero es su conservadurismo, los saca de quicio.

AMLO