matanza de Tlatelolco

La matanza de Tlatelolco es uno de los perores crímenes de Estado registrados en México; dejó alrededor de 350 personas muertas

El 2 de octubre de 1968 México vivió una de las peores masacres registradas en el país: la matanza de Tlatelolco.

Ese día quedó en la historia como una mancha imborrable pues el hecho en la plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, es considerada un delito contra la humanidad.

La masacre en Tlatelolco fue una matanza perpetrada por el gobierno mexicano y con ayuda del Ejército.

Contexto político y social previo a la matanza

Durante esa época, la policía era conocida por reprimir y cometer abusos en contra de la ciudadanía, pero las agresiones contra los estudiantes fueron excesivas.

Desde los años 50 y la década de los 60 hubo diversos movimientos de médicos, electricistas, campesinos y estudiantes, los cuales fueron disueltos por militares y policías.

Estudiantes de diversas universidades, principalmente de la UNAM, IPN, Colegio de México, La Salle, entre otras, participaron el 23 de julio de 1968 contra la violencia policial.

A esa protesta se unió el Partido Comunista Mexicano, pero los granaderos reprimieron a los manifestantes.

Poco después surgió el Consejo Nacional de Huelga (CNH) para manifestarse por la represión orquestada por el Estado.

En un inicio participaron alrededor de 70 planteles y después se fueron uniendo más centros educativos.

Por órdenes del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz intentaron desacreditar y deshabilitar el movimiento con elementos del Ejército que ocuparon las instalaciones de la UNAM y el IPN, pero no consiguieron deshacer al CNH.

Fue hasta aquel 2 de octubre cuando las autoridades cometieron graves delitos contra los derechos humanos que contuvieron el movimiento.

Manifestación del 2 de octubre de 1968

El movimiento estudiantil había convocado a una nueva marcha para protestar contra la represión y abuso policial.

La protesta se desarrolló en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, donde los estudiantes demandaban:

  • Libertad a los presos políticos
  • Desaparición del cuerpo de granaderos
  • Destitución de los jefes de policía Luis Cueto, Raúl Mendiola y A. Frías
  • Indemnización a familiares de los muertos y heridos desde que inició el conflicto
  • Deslindamiento de responsabilidades de funcionarios culpables de la represión

Al lugar llegaron miles de personas y no sólo estudiantes, sino que también se unieron profesores, obreros, amas de casa y sindicatos.

También fueron militares, quienes supuestamente vigilarían la seguridad de los manifestantes.

Y de manera infiltrada se encontraba el Batallón Olimpia, un cuerpo de seguridad de unos mil 500 integrantes, quienes portaban un pañuelo o guante banco para identificarse.

Juegos Olímpicos del 68

Las protestas que iban incrementando opacaban la promoción de los Juegos Olímpicos del 68, las cuales se realizarían en México.

Las olimpiadas empezarían el 12 de octubre y periodistas internacionales llegaron al país semanas previas al evento.

Lo que ocasionó que los medios comenzaran a cubrir las protestas y esa no era la imagen que Díaz Ordaz quería mostrar.

Quiso desacreditar las movilizaciones y el presidente aseguró que los estudiantes pertenecían a un grupo comunista que estaba en contra de los juegos.

La matanza de Tlatelolco

Eran alrededor de las 6 de la tarde del 2 de octubre de 1968 y la manifestación estaba a punto de concluir.

En ese momento un helicóptero comenzó a volar sobre la Plaza de las Tres Culturas y desde ahí dispararon bengalas.

Esa fue la señal para que los francotiradores del Batallón Olimpia empezaran a disparar contra aquellos que estaban en la plaza.

Los estudiantes, obreros, amas de casa y profesores intentaron protegerse, algunos manifestantes lograron resguardarse en los departamentos que estaban cerca.

Los soldados, sin orden judicial, ingresaron a cada uno de los departamentos para capturar a los estudiantes.

El gobierno de Díaz Ordaz estimó que 30 personas murieron, 53 resultaron lesionadas gravemente y 2 mil resultaron detenidas, pero esto se desmintió ya que el número de víctimas era mayor.

En 2006 la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado informó que fueron alrededor de 350 personas las que murieron en aquella masacre.

¿Quién fue Gustavo Díaz Ordaz?

Díaz Ordaz es uno de los presidentes más repudiados, pues fue el autor intelectual de la matanza del 2 de octubre.

Nació el 12 de marzo de 1911 y estudió derecho en la Universidad de Puebla. Ordaz ocupó varios puestos políticos: senador y secretario de Gobernación.

Respecto a la masacre de Tlatelolco, Gustavo Díaz Ordaz mencionó durante su último informe de gobierno que asumía la responsabilidad “ética, política e histórica de los hechos”.

Sin embargo, en 1977, casi 10 años después, fue cuestionado por un reportero sobre lo ocurrido el 2 de octubre y respondió:

De lo que estoy más orgullosos de esos años es de 1968, porque me permitió servir y salvar al país. Les guste o no les guste, con algo más que horas de trabajo burocrático, poniéndolo todo: vida, integridad física, horas, peligros, la vida de mi familia, mi honor y el paso de nombre a la historia. Todo se puso en la balanza. Afortunadamente salimos adelante”.

Díaz Ordaz

Murió el 15 de julio de 1979, en CDMX, por cáncer de colón.