UAM

Los profesores interpusieron una demanda contra la UAM y aseguraron que temen por su seguridad y desarrollo profesional

Profesores de la Universidad Nacional Autónoma Metropolitana (UAM) denunciaron que las autoridades de la institución les quitaron sus plazas de tiempo completo.

Los docentes identificados como Carlos Gómez Castro y Guiomar Jiménez mencionaron que la universidad cometió actos ilegales e irregulares en su contra.

¿Qué pasó con las plazas en la UAM?

Los profesores afectados mencionaron por medio de un comunicado que desde junio de 2019 ganaron los concursos para obtener las plazas de “Técnicos Académicos. Titular tiempo Completo”.

Guiomar y Carlos aseguraron que consiguieron las plazas de manera legal y fueron declarados ganadores por la Comisión Dictaminadora.

Sin embargo, les negaron las plazas por un Recurso de Inconformidad presentada ante la Comisión de Recursos por integrantes de la comunidad universitario.

Las autoridades universitarias aceptaron y avalaron el recurso, ya que argumentaron que “no se realizó una previa consulta del perfil de la plaza con los miembros del personal académico del Departamento de Educación y Comunicación”.

La plaza que había ganado Guiomar Jiménez fue entregada a Fernando Lozano Ramírez y la de Carlos Gómez fue ocupada por Fabián Durón.

Esto se dio pese a que el Consejo Divisional de Ciencias Sociales y Humanidades de la UAM Xochimilco corroboró que las plazas fueron consultadas y aprobadas por unanimidad.

Nos tuvimos que enterar extraoficialmente de que se nos habían retirado las plazas cuando preguntábamos sobre el procedimiento para ocuparlas”.

Carlos Gómez Castro y Guiomar Jiménez

Interponen demanda

Jiménez y Gómez informaron que interpusieron una demanda administrativa contra la UAM, por la toma de decisiones irregulares.

Por lo que la universidad tendrá que tomar medidas correspondientes de acuerdo a su Ley Orgánica que destaca las faltas graves en el desempeño de las funciones.

Reconocieron que el proceso ha sido desgastante y además revelaron que temen por su seguridad y desarrollo profesional.

Los profesores finalizaron mencionando que hacen responsables de su seguridad e integridad a los involucrados, los cuales van desde profesores a personal adscrito que promovieron actos ilegales e injustos en su contra.