Espectaculares-azoteas

La jefa de Gobierno informó que ya se encuentran retirando espectaculares de las azoteas por ser un riesgo para la población

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que el gobierno local ha retirado alrededor de 108 espectaculares de azoteas.

El costo de retirarlos es de alrededor de 600 mil pesos cada uno, por lo que se está trabajando en conjunto con las empresas.

El plan del Gobierno es que ya no haya espectaculares unipolares en las azoteas, por lo que han dado un plazo improrrogable de un año a las empresas para su retiro, dijo la funcionaria en conferencia de prensa.

La mandataria aclaró que dichos anuncios ya no son legales, son inseguros y que no cumplen con la Ley de Protección Civil. 

A pesar de esto, actualmente hay alrededor de mil espectaculares en azoteas en CDMX.

Sin embargo, el gobierno no tiene suficientes recursos para retirarlos todos por lo que se llegó a un consenso con los distintos empresarios.

Obturador

¿Que propuso la CDMX al legislativo sobre los espectaculares?

El Secretario de Gobierno, Martí Batres, y el de Desarrollo Urbano y Vivienda, Rafael Gómez, propusieron al Congreso local reformar la Ley de Publicidad Exterior.

Esto con énfasis en la prohibición y erradicación definitiva de los anuncios instalados en las azoteas.

El proyecto responde fundamentalmente a exigencias ciudadanas de mayor seguridad y protección civil, en particular a las preocupaciones derivadas de los sismos:

  • Se busca sustituir paulatinamente los anuncios por modalidades seguras, que no contribuyan a la contaminación visual y garanticen el derecho al espacio público.
  • No se permitirá la instalación de nuevos anuncios autosoportados o unipolares, y estará prohibida la colocación de publicidad con iluminación o pantallas en bajopuentes.
  • Se establece que las personas físicas y morales dedicadas a la industria de la publicidad contarán con un año, a partir de la entrada en vigor de esta Ley, para retirar los anuncios que se encuentran en las azoteas.

No habrá prórroga al respecto. En caso de que no se retiren estas estructuras, además de las sanciones económicas y administrativas que esto implica, no se podrán obtener permisos para instalar anuncios con otras modalidades y se deberá pagar al Gobierno el retiro que se haga de las propias estructuras”. 

Martí Batres