Cártel Santa Rosa de Lima (1)

El Cártel Santa Rosa de Lima disputa el territorio en Guanajuato contra el CJNG; buscan tener el control de robo de hidrocarburos

Un ataque en el bar de Tarimoro, Guanajuato, dejó 10 personas asesinadas la noche del 21 de septiembre. ¿Los responsables?, presuntamente el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL).

Medios locales reportaron que un grupo de criminales ingresaron al billar El Jarras alrededor de las 21 horas.

Los agresores difundieron las imágenes de la masacre por medio de sus redes sociales, además colocaron narcomensajes alusivos al cártel.

Sin embargo, este no es un hecho aislado, pues en Guanajuato se han registrado diversas masacres atribuidas al Cártel Santa Rosa de Lima.

Historia del Cártel Santa Rosa de Lima

El origen del Cártel de Santa Rosa de Lima se remonta al 2014, cuando eran un grupo de huachicoleros.

El nombre surge por la comunidad Santa Rosa de Lima, en el municipio Villagrán, y de donde son originarios los integrantes.

La organización criminal estaba encabezada por David “R”, “el Güero”, quien era jefe de José Antonio Yépez, “el Marro”.

Yépez se convirtió en el líder del CSRL y en 2017 le declaró la guerra al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Su propósito era mantener el control por el robo de combustible en el llamado “triángulo de las Bermudas”, al que pertenecen los municipios de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Los Apaseos.

En la zona están los ductos de Pemex y también predomina la venta de droga, secuestro y extorsión.

Líderes del Cártel Santa Rosa de Lima

José Antonio Yépez, “el Marro”, se convirtió en el líder del cártel y aunque permanece en prisión, su nombre sigue sonando ante la violencia en Guanajuato.

Yépez prefería trabajar con sus familiares, por lo que su círculo cercano estaba integrado por 14 personas, entre las que se encontraba su hermana. Además, se cree que sus tíos son los operadores financieros.

“El Marro” perteneció al cártel de Los Zetas y tras la ruptura de la organización, prefirió dedicarse al robo de combustible, menciona BBC.

En 2020 “el Marro” fue detenido por un operativo realizado por el Ejército y la Fiscalía General del Estado de Guanajuato.

En enero de 2022, un tribunal lo sentenció a 60 años de prisión por delito de secuestro.

Tras la detención de Yépez, Fernando Emmanuel, alias “el Panther”, supuestamente se convirtió en el líder del cártel.

Pero en octubre de 2021 fue detenido por la Agencia de Investigación Criminal como parte un operativo en coordinación con autoridades estatales y federales.

Antes de su captura, “El Panther” se sometió a cirugías estéticas para evitar que lo detuvieran.

¿El cártel se debilitó?

Las autoridades federales consideraban que tras la captura del “Marro”, el cártel se debilitaría.

Han pasado dos años de la captura del líder y otros integrantes del grupo criminal, por lo que sus filas se han reducido.

Pero esto ha llevado que recluten a niños y adolescentes desde los 11 años, dijo Sophía Huett, secretaria ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública, en entrevista para medios.

Explicó que es un grupo delictivo limitado en todos los sentidos, desordenado y que han recurrido a los menores de edad para incrementar sus filas.

Por lo que el Cártel Santa Rosa de Lima aún se mantiene.

Conflicto con el Cártel Jalisco Nueva Generación

Desde hace algunos años se ha hecho evidente la guerra entre el CSRL y CJNG, quienes se disputan diversos municipios de Guanajuato.

Las organizaciones buscan mantener el control del territorio para el tráfico de drogas, extorsión y robo de hidrocarburos.

El “Mapa de la Guerra de Cárteles en Guanajuato” realizado por el experto en seguridad David Saucedo indica que el CJNG controla 25 de los 46 municipios.

Mientras que el CSRL domina 16 municipios de la entidad, por lo que el cártel originario de Jalisco tendría toda la zona occidental.

Y la guerra continúa, tan sólo el 12 de septiembre de este año comenzó a circular un video donde se ven a hombres armados, presuntamente integrantes del CSRL.

Los hombres advirtieron que Guanajuato pertenece al “Marro” y amenazaron al CJNG, específicamente a integrantes identificados como “el Beto”, “el Barbas” y “Zermeño”.