Pajarraco Ayotzinapa

Según el “Pajarraco” los 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron asesinados en el basurero de Cocula, que coincide con la “verdad histórica”

Juan Miguel Pantoja, “el Pajarraco”, integrante del grupo criminal Guerreros Unidos, fue señalado por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

En 2018 la Policía Federal detuvo a Juan Miguel y poco después lo liberaron por órdenes de un juez.

“El Pajarraco” dio su declaración a la CNDH y aunque no tuvo un valor judicial, dio supuestos detalles de lo que ocurrió aquel 26 y 27 de septiembre de 2014.

Juan Miguel Pantoja dijo a los entrevistadores que quería declarar todo porque “no podía dormir bien ni vivir tranquilo”.

Y destacó que quería decirles a los padres de los normalistas: “Ya no los busquen porque todos murieron al ser incinerados en el basurero de Cocula”.

Sin embargo, su versión coincide con la “verdad histórica” del gobierno de Enrique Peña Nieto, que desmintieron investigaciones independientes.

Detención y liberación del “Pajarraco”

El nombre de Juan Miguel Pantoja salió a la luz luego de que presuntos integrantes de Guerreros Unidos detenidos lo señalaran como un posible responsable de la desaparición de los estudiantes.

Después de estar prófugo cuatro años, la Procuraduría General de Justicia (PGR) detuvo al “Pajarraco” el 28 de agosto de 2018 en Piedras Negras, Coahuila por los delitos de delincuencia organizada y secuestro contra los normalistas.

Sin embargo, el 12 de septiembre de 2018 el juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales determinó que había falta de pruebas en la detención y lo liberó.

¿Qué dijo “el Pajarraco” sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa?

En 2018 la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) entrevistó al “Pajarraco”. Sin embargo, las declaraciones no tienen validez jurídica porque tenían que haberse hecho ante autoridades judiciales.

Milenio difundió el acta circunstancia de las declaraciones del Pajarraco”. Pantoja aseguró que era él encargado de avisar a integrantes de Guerreros Unidos si entraban autoridades o gente extraña al pueblo de Apipilulco.

Mencionó que el 26 de septiembre en la noche recibió una llamada de uno de los integrantes de Guerreros Unidos y le ordenó que fuera “a la cuna”.

Junto con unos acompañantes llegaron a una casa en Cocula alrededor de las 22:10 horas y subieron a una camioneta con rumbo a Iguala. No pudieron llegar porque en Metlapa encontraron una camioneta que llevaban a los 43 estudiantes y era escoltada por policías.

Supuestamente las autoridades fueron les pidieron que vigilaran a los normalistas.

En el trayecto los normalistas gritaban porque se estaban ahogando, pues iban encimados uno sobre otro. Pantoja señaló que integrantes de Guerreros Unidos dispararon contra los normalistas pero no los mataron.

Matan a los estudiantes en Cocula

A la 1 de la madrugada llegaron a Cocula, narró “El Pajarraco”, y más tarde arribó otro criminal con alrededor de 15 personas.

Aunque no estuvo presente Juan Manuel escuchó por medio de un radio que dieron la orden de “darles piso a todos los estudiantes” a las 2 de la mañana. Después arrojaron los cuerpos de los estudiantes al basurero de Cocula.

Una vez que los cuerpos de los estudiantes estaban juntos los rociaron con diesel y prendieron fuego con troncos y ramas hasta las 3 de la mañana.

El Pajarraco volvió junto con cinco integrantes de Guerreros Unidos y recogieron todo con palas. Depositaron en ocho bolsas de plástico y las lanzaron al río San Juan.

Como lo mencionamos, esta declaración no tuvo valor judicial.

Hasta el momento solo han reconocido los restos de tres normalistas:

  • Jhosivani Guerrero de la Cruz
  • Christian Alfonso Rodríguez
  • Alexander Mora Venancio