Isabel Miranda de Wallace (1)

Isabel Miranda de Wallace denunció la desaparición de su hijo Hugo Alberto, que investigaciones periodísticas señalan como una mentira

Isabel Miranda de Wallace es una activista, fundadora y presidenta de la asociación Alto al Secuestro, que fue conocida por el polémico caso de la desaparición de su hijo Hugo Alberto.

Diecisiete años después del caso de su hijo, De Wallace sigue en la controversia porque la presunta desaparición no ha sido esclarecida.

A continuación te contamos quién es la activista y qué pasó con el caso de desaparición de Hugo Alberto Wallace.

Biografía Isabel Miranda de Wallace

El verdadero nombre de esta activista es Isabel Miranda Torres, quien nació el 27 de mayo de 1957. Actualmente tiene 65 años.

Su padre es Fausto Miranda Romero; su madre, Mónica Torres Jaime, contó Isabel Miranda en entrevista para Animal Político. Tiene nueve hermanas y hermanos.

Miranda de Wallace proviene del municipio de Tejupilco en el Estado de México, de acuerdo con el periodista Ricardo Raphael, quien ha dado seguimiento al caso.

De acuerdo con Raphael, Isabel Miranda de Wallace tuvo dos matrimonios. El primero fue con Carlos León Miranda; él tenía alrededor de 27 y 28 años, ella, 18 o 19.

Después se casó con José Enrique del Socorro Wallace. Tuvo otra hija:  Claudia Wallace Miranda.

Antes del caso de su hijo, Miranda de Wallace era dueña de las empresas Outlook y Showcase Publicidad.

El caso de Hugo Alberto

La empresario se hizo mediática por el caso de su hijo Hugo Alberto Wallace, quien investigaciones periodísticas señalan que su verdadero nombre es Hugo Alberto León Miranda.

Presuntamente Hugo Alberto habría sido secuestrado y asesinado el 11 de julio de 2005 en la calle de Perugino 6, colonia Insurgentes Mixcoac. 

Sin embargo, el caso ha generado dudas pues está rodeado de complicidades, arbitrariedades, mentiras, contradicciones y corrupción.

¿Qué pasó?

La noche del 11 de julio de 2005, Hugo, un empresario de 36 años, iba saliendo del cine en Plaza Universidad cuando cayó en manos de sus captores.

Un supuesto amigo de Wallace, Jacobo Tagle Dobin, le había presentado a Juana Hilda González, alias “Claudia”, quien presuntamente formaba parte del plan para secuestrar al empresario.

Un día después Isabel Miranda, sin tener noticias de su hijo, decidió llamarlo a sus dos teléfonos celulares, pero ambos estaban apagados.

Dos días más tarde, fue ante las autoridades para denunciar, sin embargo, elementos del entonces Distrito Federal y de la Subprocuraduría de Investigación de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) no le daban seguimiento al caso.

Por lo anterior, Miranda de Wallace decidió ir a buscar a su hijo sola.

Habían transcurrido varios días desde la desaparición cuando recibió un sobre con un comunicado de los secuestradores.

Los captores pedían rescate y estaba acompañado de una fotografía de Hugo desnudo con los ojos vendados.

Esto fue presentado ante la PGR como pruebas, pero llegó otro sobre en el que le recriminaban a Isabel Miranda por haber entregado el primer sobre a la policía.

De Wallace se dio cuenta que posiblemente alguien de la autoridad era cómplice de los secuestradores. La familia pidió una prueba de vida y después de eso no volvieron a recibir cartas.

Miranda de Wallace tuvo que dejar su empleo como directora en el Colegio Aztlán, donde había trabajado durante 22 años. Toda la familia se coordinó para dar con el paradero de Hugo.

Isabel Miranda de Wallace colocó espectaculares para dar con los presuntos responsables

Un día Isabel Miranda tuvo la idea de colocar un espectacular con la cara de uno de los presuntos secuestradores: César Freyre.

La señora Wallace y su hermano Robert lograron detener a César y lo presentaron ante las autoridades. Sin embargo, les dijeron que no podían hacer nada si no se le acusaba de delincuencia organizada, por lo que tenía que comprobar que había participado en por lo menos dos secuestros.

Miranda comenzó a acudir a los medios de comunicación para difundir la foto de César y conseguir al menos una persona que lo denunciara y poder procesarlo.

Fue así cuando Freyre fue acusado por otros cuatro casos de secuestro.

De Wallace comenzó a colocar en espectaculares a los otros supuetsos secuestradores de su hijo. Una de ellas fue Juana Hilda González, quien fue detenida y declaró que Hugo había sido asesinado.

Tras el secuestro y asesinato de su hijo, Miranda fundó la organización Alto al Secuestro, que se dedica a dar atención a las víctimas.

Espectacular de Jacobo Tagle Dobin

Inconsistencias en el caso

El caso ha tenido muchas incógnitas desde un principio, incluso hay quienes aseguran que el secuestro y asesinato de Hugo Alberto Miranda Torres fue fabricado.

El libro “El falso caso Wallace” de la periodista Guadalupe Lizárraga recopila una serie de inconsistencias.

Destaca que el 20 de julio de 2005, nueve días después de la supuesta desaparición de Hugo, fue utilizada una tarjeta a su nombre.

Además, dos meses después de que Miranda de Wallace presentó la denuncia por secuestro, el padrastro de Hugo dijo que su hijo desapareció por su cuenta.

La periodista agregó que cuatro meses después de la desaparición, Hugo dejó un mensaje en el teléfono de José García Sepúlveda, lo que desmentiría la muerte.

Juana Hilda González se habría culpado luego de presuntamente haber sufrido tortura, abuso físico y amenazas.

¿Quién es Juana Hilda González Lomelí?

Juana Hilda González Lomelí era modelo y bailarina hasta que fue detenida desde hace 16 años por su presunta participación en el secuestro y asesinato de Hugo Alberto Wallace en 2005.

La defensa de Hilda ha asegurado que su clienta ha sido torturada, violentada y víctima de abuso sexual desde su detención en 2006.

En 2011 fue condenada a 78 años de prisión por su presunta responsabilidad en los delitos de privación ilegal de la libertad, delincuencia organizada y portación de armas de fuego.

Juana Hilda González se hizo conocida cuando Miranda de Wallace colocó los espectaculares con su rostro.

¿Qué ha pasado con el caso?

En mayo de 2022, se dio a conocer que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aceptó atraer el caso para revisar un juicio de amparo que presentó Juana Hilda González.

La Corte deberá volver a revisar el asunto.

Esto molestó a Isabel Miranda de Wallace, pues aseguró que Arturo Zaldívar, presidente de la SCJN, vendió el proceso penal que se sigue contra los presuntos secuestradores de Hugo.