Centro Nacional de Identificación humana

Te contamos qué es el Centro Nacional de Identificación Humana, cuáles son sus funciones y en qué contexto se crea

El Centro Nacional de Identificación Humana (CNIH) forma parte de una iniciativa que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió al Congreso de la Unión el pasado 31 de marzo.

Su objetivo es crear un modelo de búsqueda efectiva de personas y en su caso, tener un trato digno con los cuerpos sin identificar en México. 

El proyecto que propuesto por AMLO resalta la importancia de garantizar el derecho de toda persona a ser buscada e identificada. Por ello, toma en cuenta el fortalecimiento de  las funciones de la Comisión Nacional de Búsqueda. 

El CHNI será encargado de recuperar, recolectar, resguardar cuerpos, restos humanos y muestras óseas de personas con el objetivo de lograr su identificación.  Para esto tendrá que trabajar en conjunto con la Fiscalía General de la República (FGR) y las fiscalías estatales. 

Cabe mencionar que este organismo tendrá competencia en todo el territorio nacional. 

¿Qué pasó en el Senado?

Tras la aprobación en la Cámara de Diputados, el Senado aprobó por unanimidad la creación del Centro Nacional de Identificación Humana.

Con 118 votos a favor se acordó reformar la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas. 

Ahora el proyecto de decreto fue enviado al Ejecutivo para su promulgación y entrada en vigor. Después correrá un plazo de 90 días para que el CNIH entre en operaciones. 

¿Por qué es importante el Centro Nacional de Identificación Humana?

La aprobación del CNIH ocurre en medio de una ola de desapariciones y crisis forense en México. 

Hasta el 28 de abril de 2022, el país registra 99 mil 571 personas desaparecidas y no localizadas, de acuerdo con cifras oficiales. 

A la misma fecha, se han logrado localizar a 144 mil 744 personas. De esta cantidad, 9 mil 860 estaban muertas. 

A ello se suma que, de acuerdo con el Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU, se necesitarían alrededor de 120 años para analizar los restos humanos de las más de 52 mil personas fallecidas sin identificar en México. 

Ante este panorama, la creación del Centro Nacional de Identificación Humana es un gran paso.

Sin embargo, organizaciones civiles, como el Centro Pro, han alertado sobre la incertidumbre del presupuesto que tendrá así como los mecanismos de coordinación que requiere con autoridades estatales.