Feminicidio de Kimberly Melissa

Jorge “N” y Jorge Alberto “N” fueron detenidos el feminicidio de Kimberly Melissa, quien fue encontrada en un motel en Cuautla

La Fiscalía de Michoacán detuvo a Jorge “N” y Jorge Alberto “N” en Morelia por ser los presuntos responsables del feminicidio de Kimberly Melissa, de 14 años.

Kimberly Melissa fue víctima de feminicidio en un motel de Cuautla, Morelos. La última vez que se le vio fue el 25 de junio, cuando salió de su casa para encontrarse con Jorge Alberto, de 23 años.

Jorge “N”, de 51 años, llevó a su hijo y a la menor al motel “La Muga”, ubicado en la colonia Miguel Hidalgo del municipio de Cuautla.

Kimberly Melissa no regresó a casa…

Los familiares de Kimberly Melissa se dieron cuenta de que no regresaba a casa y denunciaron su desaparición en redes sociales.

El personal del motel llamó a la policía cuando se percataron que nadie había entregado la habitación. El cuerpo fue encontrado un día después, con signos de extrema violencia y abuso sexual.

Cuando las autoridades llegaron al lugar, los presuntos responsables ya habían huido del lugar, sin embargo, fueron captados por las cámaras de seguridad del hotel.

La Fiscalía de Morelos declaró que mantenían una relación sentimental y que su hermanastra Dania “N” los había presentado hace dos meses. Aunque en diversos medios de comunicación circula la versión de que el agresor la contactó a través de redes sociales.

Las autoridades señalaron que presuntamente Dania “N” está prófuga de la justicia y ya tiene una orden de aprehensión en su contra.

Feminicidios en Morelos

Según el reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Morelos es la entidad con la mayor tasa de feminicidios, por cada 100 mil mujeres, durante el primer semestre de 2022: 1.68.

Le siguen Nuevo León con 1.67 y Campeche con 1.15, por cada 100 mil mujeres.

La Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio señala que este año se han registrado 45 asesinatos de mujeres, pero sólo 18 se han clasificado como crímenes de odio, de los cuales solo en 11 los presuntos agresores están en proceso judicial.