Al parecer la FIFA está aceptando la LGBTFobia y discriminación. Consigue que los capitanes no lleven el brazalete arcoíris en Qatar.

La FIFA dio un paso atrás en materia de derechos humanos en Qatar, amenazó a los partidos que utilizarían los brazaletes arcoíris como parte de la campaña One Love “contra todo tipo de discriminación”, con ponerles sanciones.

Inglaterra, Países Bajos y Gales se habían comprometido a utilizar el símbolo en defensa del colectivo LGTB en sus estrenos en el Mundial, pero sus federaciones no quieren arriesgarse.

La FIFA ha dejado muy claro que impondrá sanciones deportivas si los capitanes de equipo llevan los brazaletes en el terreno de juego, violando los derechos humanos en Qatar.

Derechos humanos en Qatar

“Hoy, horas antes del primer partido, la FIFA nos ha dejado claro (oficialmente) que el capitán recibirá una tarjeta amarilla si lleva el brazalete de capitán OneLove”.

La federación de Países Bajos

Según la federación de Países Bajos, promotora de la iniciativa, aseguró que la FIFA esperó hasta el último momento para amenazar con las sanciones, después de haber estado negociando con ellos de manera continua los dos últimos días, y de esperar dos meses una respuesta a la carta que le enviaron sobre el asunto.

A la iniciativa One Love se habían sumado 10 federaciones, aunque dos de ellas, no participan en el Mundial, Noruega y Suecia. Además, se habían sumado Países Bajos, Bélgica, Dinamarca, Inglaterra, Gales, Suiza y Francia.

Aunque la Comisión Europea no tiene competencias en la materia y, por lo tanto, no puede pronunciarse formalmente, ve “muy importante” que las causas que representa el brazalete se conozcan en el mundo.