OMS Y MENSTRUACIÓN

La OMS pide que la menstruación sea reconocida como un problema de salud y derechos humanos, no de higiene.

Durante el 50° periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió que la menstruación sea reconocida como un problema de salud y derechos humanos y no como un problema de higiene.

De esta manera, de acuerdo al comunicado de la OMS, se pretende que se aborde el tema desde la perspectiva de un curso de vida: desde antes de la primera menstruación y hasta después de la menopausia.

Es por este motivo que la OMS pide que se lleven a cabo tres acciones:

En primer lugar, que se reconozca la menstruación como un problema de salud que tiene dimensiones físicas, psicológicas y sociales. No como un problema de higiene.

En segundo lugar, que las mujeres, niñas y personas menstruantes tengan acceso a información y educación menstrual. Además, que puedan acceder a productos menstruales, instalaciones de agua y saneamiento; y que se garantice el acceso a profesionales de la salud con perspectiva de género.

En tercer lugar, la OMS se compromete a colaborar con los países e intensificar sus esfuerzos para promover los derechos de las mujeres, las niñas y personas menstruantes para satisfacer sus necesidades de salud menstrual. Especialmente en contextos humanitarios.

¿Qué beneficios podría tener que la menstruación sea reconocida como un tema de salud?

De acuerdo con Menstruación Digna MX, a nivel mundial  las niñas pierden del 10% al 20% de días escolares al año, por falta de productos de gestión menstrual, saneamiento inadecuado, baños, dolores menstruales o estigma social.

Garantizar la menstruación digna es reforzar los derechos de las niñas, adolescentes y personas menstruantes.

Con estas acciones y medidas que ha pronunciado la OMS, se pretente que las mujeres y niñas tengan acceso gratuito por parte del gobierno a: 

  • Información y educación sobre menstruación.
  • Productos menstruales como toallas o copas.
  • Instalaciones de agua y saneamiento.Acceso a profesionales de la salud con perspectiva de género.

Desestigmatizar la menstruación

La OMS argumenta que es necesario normalizar la menstruación y romper el silencio que la rodea. 

La menstruación sigue siendo un tema “tabú” socialmente  y algunas veces también discriminatorio. Pero debe verse y hablarse de este tema como un proceso biológico. 

No debe ser vista como algo por lo cual avergonzarse.”

OMS

A pesar de que los gobiernos ya han implementado leyes y políticas relacionadas a la menstruación, la OMS argumenta que aún es necesario hacer más.

El acceso a los productos menstruales es un paso muy útil, pero aún es necesario crear escuelas, lugares de trabajo e instituciones públicas que apoyen el manejo de la menstruación con comodidad y dignidad.